Categorías
letras de tango

En el cielo

Linda es mi agonía, vuelvo a verte
A pesar que estás ausente de la vida.
Lloro de alegría por mi suerte
Hasta al cielo iré enseguida para amarte,
Adorarte y tenerte siempre… siempre…
Corazón, ¡te quiero más que antes!
Allá en el cielo,
Frente a Dios, eternamente,
Volveremos a encontrarnos
Para nunca separarnos más.
Libres…
Escuchá también Nostalgias tango
No tendremos que escondernos,
Como antes, para vernos,
Por temor al qué dirán.
Creo
Allá no valen papeles,
Ni prejuicios, ni más leyes
Que el amor y la verdad.
Seremos felices en el cielo,
Allá en la eternidad.
Todo es efímero en la vida,
Fui feliz porque tenía tu cariño.
Casi enloquecí cuando morías,
No eras libre y no podía ir a verte.
Abrazarte y besarte no podía,
Pero sé que pronto he de tenerte.
Allá en el cielo,
Frente a Dios, eternamente,
Volveremos a encontrarnos
Para nunca separarnos más.
Libres…
No tendremos que escondernos,
Como antes, para vernos,
Por temor al qué dirán.
Creo
Allá no valen papeles,
Ni prejuicios, ni más leyes
Que el amor y la verdad.
Seremos felices en el cielo,
Allá en la eternidad.
Categorías
letras de tango

Añorando

 

Felices horas que ya pasaron
Horas felices de dulce amor
Cuando era joven y se llenaba
De ensueños tiernos mi corazón
Felices horas que ya pasaron
Novias que el tiempo pudo borrar
Y hoy es tristezas hondas
Trucáronse las flores de mi ilusión

Hoy que todo lo he perdido
Y vivo enfermo de amor
Aun la amorosa esperanza
Acaricia mi dolor
Y se entreabren en mi vida
Las flores de mi ilusión
Y se llena de consuelo y fervor
Mi fiel corazón

Amadas novias que ya pasaron
Llorando ese instante de dulce amor
Todo en las sombras de mis pesares
Todo ya todo mustio quedó
Hoy solo tengo cruentas torturas
Solo torturas y hondo dolor
Más el consuelo no me abandona
Y endulza mi aflicción

Hoy que todo lo he perdido
Y vivo enfermo de amor
Aun la amorosa esperanza
Alivia ya mi dolor
Y se entreabren en mi vida
Las flores de la ilusión
Y se llena de consuelo y fervor
Mi fiel corazón

Categorías
letras de tango

De la loba

Tango 1952
Música: Oscar Cianciarulo
Letra: Vicente Planells del Campo

Los cuarenta inviernos
los lleva en arrugas,
esa mujer indomable
que el bajo recogió.
Su turbio pasado
va escrito en sus ojos,
que parecen despojos
de un algo que brilló.

Nadie conoce su vida turbia
ignoran todos su desconcierto,
carne de arroyo, no tiene cuna
toda choza es su puerto.
Llevando al hombro su desventura
busca en la noche, quizá qué estrella,
y es hoy su vida, sin fe ni huella,
hosca y fría como el dolor.

Cuando la luna refleja
su luz de plata en el río,
como una sombra, parada está
desvariando y gimiendo.
Es esa loba taimada
que ansía en su desencanto,
hallar aquella hija que ayer
ella hundió en el placer.

Con fiebre de bruja
recorre las calles,
esa mujer indomable
que la vida enlodó.
Se ahoga en la angustia
¡ni un recuerdo evoca!,
que su pena de loca
la ternura mató.

Categorías
letras de tango

Cosas del amor

Polca
Música: Alfredo Malerba
Letra: Rodolfo Sciammarella

 

Me pidieron que cantara
y los voy a complacer;
cantaré las cosas raras
que el amor nos hace hacer.
Y verán que no es un sueño
y han de darme la razón,
que los cuadros más risueños
fue el amor quien los pintó.

¡Ay!… ¡Ay!…
¡Qué gran diversión!
¡Ay!… ¡Ay!…
¡Cosas del amor!

Miren a esa ñata
con que narigón,
por correspondencia
se logró la unión.
Esas son las bromas
que nos da el amor
a mí, a usted, a él, a aquel,
y a todos por igual
nos hace dar más vueltas
que gallina en el corral.

Es inútil que una rubia
un morocho quiera hallar
si en la polka de la vida
con un negro ha de bailar.
Esa otra lo soñaba
de caballo ensortijao,
y el travieso de Cupido
la flechó con un pelao.

¡Ay!… ¡Ay!…
¡Qué gran diversión!
¡Ay!… ¡Ay!…
¡Cosas del amor!

Todas las locuras
que se han visto hacer
son y siempre han sido
hijas del querer.
El amor fue siempre
el gran emperador
que a mí, a usted, a él, a aquel
y a todos por igual,
nos hace dar más vueltas
que gallina en el corral.

Categorías
letras de tango

Caballito criollo

¡Caballito criollo del galope corto,
del aliento largo y el instinto fiel!
¡Caballito criollo que fue como un asta
para la bandera que anduvo sobre él!

¡Caballito criollo que de puro heroico
se alejó una tarde de bajo su ombú,
y en alas de extraños afanes de gloria
se trepó a los Andes y se fue al Perú!

¡Se alzará algún día, caballito criollo,
sobre una eminencia un overo en pie;
y estará tallada su figura en bronce,
caballito criollo que pasó y se fue!

Categorías
letras de tango

Anclao En Paris

Anclao En Paris
Carlos Gardel

Tirao por la vida de errante bohemio
Estoy, buenos aires, anclao en paris.
Cubierto de males, bandeado de apremio,
Te evoco, desde este lejano país.
Contemplo la nieve que cae blandamente
Desde mi ventana, que da al bulevar:
Las luces rojizas, con tono muriente,
Parecen pupilas de extraño mirar.

Lejano buenos aires, ¡que lindo has de estar!
Ya van para diez años que me viste zarpar…
Aquí, en este montmartre, faubourg sentimental,
Yo siento que el recuerdo me clava su puñal.

¡como habrá cambiado tu calle corrientes!…
¡suipacha, esmeralda, tu mismo arrabal!…
Alguien me ha contado que estas floreciente
Y un juego de calles se da en diagonal…
¡no sabés las ganas que tengo de verte!
Aqui estoy varado, sin plata y sin fe…
¡quién sabe una noche me encane la muerte
Y, chau buenos aires, no te vuelva a ver!

Categorías
letras de tango

Rubí

Ven… No te vayas…
Qué apuro de ir saliendo.
Aquí el ambiente es tibio
y afuera está lloviendo.
Ya te he devuelto
tus cartas, tus retratos.
Charlemos otro rato
que pronto ya te irás.
Ya nada tuyo me queda al separarnos.
Es eruel la despedida
y triste el distanciarnos…
Hoy… Ven…
No lloremos,
que las lágrimas conmueven
y nada debe
detener tu decisión.

Rubí… acuérdate de mí.
No imploro tu perdón,
mas de tu corazón no me arrojes
Rubí… ¿Adónde irás sin mí?
¡Cuando no estés conmigo,
quién podrá quererte así!
Rubí… En este instante gris,
un último dolor
me causará tu adiós.
Después, la noche,
con su frío y con su iluvia
pondrá su broche sobre mi corazón.

Vas a dejarme… Sin duda, sufriremos.
Con nuestros sinsabores
por senda aparte, iremos…
No has de olvidarme por más que no te vea.
Yo viviré en tu idea
y tú en mi corazón…
Ven, que la lluvia, afuera, no ha cesado…
La noche es cruel y fría
¡No salgas de mi lado!… ¡Amor!
Borremos todo, amada mía, que esta escena
ha sido sólo un episodio sin valor.

Categorías
letras de tango

La Maestra

Poema lunfardo

Letra: Héctor Gagliardi

Tan buena como mi vieja
y como ella nerviosa,
de las que agrandan las cosas
y que por nada se quejan.
Tenía entre ceja y ceja
esa cuestión del aseo
y en lo mejor del recreo
revisaba las orejas.

Decía que un pajarito
al oído le nombraba
los niños que conversaban
cuando salía un ratito.
Y si un grandote de quinto
armaba la tremolina,
parecía una gallina
cuando tiene los pollitos.

Nos tomaba la lección
siguiendo el orden de lista
y obligaba con la vista
a seguir con atención;
Yo era medio remolón
porque andaba por la “G”
y cien veces me chasquié
al preguntar de a traición.

Se pasaba todo el día
prometiendo malas notas
y que en vez de la pelota
estudiaran geometría.
Era mujer… ¡que sabía
de un golazo de boleo!…
por eso es que en el recreo
los muchachos se reían….

Pero un vez se enfermo
y mandaron la suplente
que enseñaba diferente
y hasta un día de “usted” nos trató;
Y nosotros …¡qué sé yo!…
sería mejor maestra
pero fieles a la nuestra
declaramos el boicot.

Y cuando vino al grado
después de la enfermedad
nos pusimos a gritar
que casi la desmayamos
y cuando vio tantas manos
que la querían tocar
de floja se echó a llorar
y nosotros la imitamos.

¡Ah! ¡Pobre maestra mía!
¡cómo estarás de vieja!…
Revisame las orejas
soy un chico todavía.
No sabes con que alegría
quisiera volverte a ver:
no me vas a conocer
pero entonces te diría:

Yo ocupaba el tercer banco
al lado de la ventana
el que abría las persianas
cuando el sol no daba tanto.
El que se ahogaba de llanto
el día que te dejó
y que nunca te olvidó
y es por eso que te canto.

Vos sos la dulce canción
de la edad que ya se fue
hoy he venido otra vez
para darte la lección:
Preguntame de a traición
maestra del cuarto grado
que cuanto me has enseñado
lo llevo en el corazón…

Categorías
letras de tango

Nadie puede

Letra de Roberto LAMBERTUCCI
Música de JUAN José PAZ

Intérpretes:
1) Alberto Podestá (Washington Alí)
«Alma de bohemio»
Cassette music-hal dm-m 504.217-2

2) Roberto Goyeneche
«Yo canto tangos»
L.p. rca candem cal 3141

!Nadie!,
yo no quiero ser
el simple nadie,
de tu amor,
!piensa!,
deja que martille
en tu conciencia,
nuestro dios….
dime que el rencor,
en ti no existe,
bríndame el calor
de tu regreso
dime que aún,
conservas el pañuelo,
con el retrato
del primer beso.
Siempre tristes,
miran sin mirar,
mis ojos tristes,
por tu amor.
!Vamos!, !vamos! vén
y tiéndeme la mano,
del perdón,
debes recordar nuestro pasado,
no se justifica tu desaire,
piensa que no puedo ser el nadie,
de tu amor.
Triste, miran sin mirar
mis ojos tristes, por tu amor,
!vamos!, vamos, ven
y tiéndeme la mano
del perdón,
debes recordar nuestro pasado,
no se justifica tu desaire,
piensa que no puedo ser el nadie,
de tu amor.

Categorías
letras de tango

Gorda

Letra : Camilo Darthés (Juan Fernando Camilo Darthés)

Música : Luis Martino (Luis Esteban Francisco Martino)

Grabado por Rosita Quiroga con acompañamiento de guitarras. (19-09-1928)

“Flaca linda…” ¡Qué ironía!
Era en la confitería,
Yo tomaba un copetín…

“Negrita, qué bien formada,
Estás hecha una monada
Sos una papa, un budín!”
Me dijiste de pasada,
Hoy me dejás amurada
Porque la línea perdí.
Nunca pude imaginarme
Que después de enamorarme
Llegase a ponerme así.

“¡Che, gorda!”
Lo decís de una manera,
Sin mirarme tan siquiera
¡Me dan ganas de llorar!

“¡Che, gorda!”
Pensá un poco y sé buenito,
¿Qué culpa tengo, negrito
si no puedo adelgazar…?

Lo que he llorado y reído,
Lo que he penado y sufrido
En lo físico y moral…
Una faja me he comprado,
Y dos litros me he tomado
De vinagre artificial.
Gimnasia sueca y flexiones,
Baños turcos y fricciones,
Masajes del esternón…
¡Un mes que no como nada!
Tengo la sangre arruinada
De tomar té con limón.